Poemas de Rosa Silverio

Locura

Este animal que llevo dentro

que abre sus fauces

me muerde

se alimenta de mí

me enflaquece, me drena

ejerce su poder cuando le da la gana

y actúa como un dios sin consultarme

Este animal que llevo dentro

y que me rasga las paredes de la casa

desordena todas mis habitaciones

ha roto todos los floreros

ha triturado todos mis poemas

y se ha apropiado sin permiso de mi lecho

Este animal que llevo dentro

al que no puedo combatir con ningún arma

esta fiera que intento sacarme cada día

que es  mi amante, mi sal y mi verdugo

en pocos años, estoy segura, terminará devorándome

y condenándome a la muerte.

Este poema

Este poema viene desnudo y transparente,
delgado como un hilo,
liviano,
imprescindible,
cotidiano como los enseres de la casa.
Este poema viene sin sexo y sin horas,
sin drogas y sin amigas,
de espaldas,
con cuchillos en sus fauces,
sin faldas y cigarrillos,
como un pájaro,
una caída
o un alumbramiento.
Este poema viene con latidos
y sangre,
dentro de un panal de abejas asesinas,
doloroso y nauseabundo,
salvaje y con pelos en las piernas.
Este poema viene de adentro,
trae la ingravidez del alma
y las rosas que dormitan en el pecho,
trae la tristeza en un frasco pequeño
y lo destapa,
y lo huele,
y se enamora de su fragancia lacrimógena.
Este poema viene del fondo,
se me escapó de un resquicio del alma
y ya no consigo hacerlo regresar.

Encierro

He descubierto el mundo a través de esta casa,
encerrada entre estas cuatro paredes blancas,
claustrofóbica, enferma,
jodidamente triste.
Podrida y apartada como una fruta que ha madurado demasiado.
He descubierto mi cuerpo,
mis lugares más remotos y sagrados,
las rugosidades extrañas de mi alma,
la violencia y el fuego,
la melancolía triste,
la danza y el vuelo de la espuma.
He inventado el mar entre estas paredes de cemento,
lo he descubierto y he navegado entre sus olas.
He llegado incluso a tocar la franja roja que cada tarde
se dibuja como una línea en el horizonte.
He ganado grandes batallas, me han abatido muchas tormentas,
la lluvia me ha comido el rostro cientos de veces
y cientos de veces me he ido volando como un pájaro
que se va (que es libre)
hasta que un cazador lo avista y le dispara.
Y cómo me he acostumbrado a todo esto:
a este amor que he moldeado y destrozado tantas veces,
a este peregrinar por estos cuartos,
por esta caja urbana que ahora me contiene.
Cómo me han domesticado,
cómo me he perdido,
cómo me he vuelto a encontrar 
y cómo quisiera arrojarme abruptamente hacia el vacío.


Biografía de Rosa Silverio

Rosa Silverio

Rosa Silverio nació el 30 de agosto de 1978 en Santiago de los Caballeros, República Dominicana. Actualmente reside en Madrid, España. Es periodista y escritora. Ha publicado: De vuelta a casa (2002), Desnuda (2005) Rosa íntima (2007), Arma letal (2012), Matar al padre (2014), Poemas tristes para días de lluvia (2016), e Invención de la locura (2017), entre otros. Sus cuentos y poemas figuran en varias antologías y han sido publicados por revistas y suplementos culturales de diversos países. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, portugués y catalán. Ha sido incluida en los libros de textos de República Dominicana.