Poemas de Pamela Rahn Sánchez

De su libro El peligro de encender la luz


El peligro de encender la luz


Todo es repetición


vocales que se practican
pero nunca llegan
a entenderse


la misma línea
que me persigue


anudándome la seguridad
de encontrarme en mi propia sed


todo se mueve
todo se cae
todo se destruye


todo hace bum
y luego bam


todo resuena en esta casa
como el sonido del viento
cuando algo muere


pero yo sigo aquí


no soy un hueso
no soy un pájaro


ni siquiera revoloteo
intento descomponerme
o amarrarme
a cualquier cosa con vida


no tengo alas
no existo


solo me repito
en esta cuerda invisible


la anudo
con la regularidad próxima de una bombilla
que prende
y apaga
cada vez
que unos dedos sucios


quieren un poco de luz


Las puntas desgastadas


Las puntas desgastadas de los zapatos
son esas arañas invisibles
del camino
que corroen poco a poco la suela,
su blancura y su forma
es su pequeña
demostración de vida,
siempre brillantes
justo en el espacio muerto
entre el dedo meñique y el zapato
como si respetaran la tristeza
de un espacio vacío.


Llorar en el carro


Soy una niña melancólica
repito.


Soy una niña triste
debo sufrir
en orden de vivir
debo sufrir.


Debo llorar sentada en el asiento trasero de mi carro
mientras oigo una canción triste
y observo a través del vidrio
árboles que se confunden con sombras.


Debo llorar mientras abro el vidrio
y el viento frío
roza mi cara.


Debo ser grande
debo leer libros
debo reposarlos
sobre mis medias negras.


Debo oler sus páginas
debo disfrutar su tinta.


Soy una niña melancólica
me repito.


Nadie me puede entender
nadie me debe entender
nadie me entiende.


Soy una lolita desajustada
y melancólica.


Debo arrodillarme
debo guardar en mis rodillas
marcas
cicatrices
sugerencias mediáticas
que indiquen mi falta de felicidad.


Debo ser triste
debo sentir
soledad en mi gloria*.


Debo gritar los versos de Howl
debo sacar sus palabras de mis entrañas
como una especie de susurro contenido.


No debo verme presa
en las barreras de mi generación.


Debo ser mucho más
debo ser el agua
que cae lentamente
sobre mis pechos
debo arrojar granos de arroz a mi boca
debo cerrarla de alguna forma.


Debo ser respetuosa con el silencio
debo abrir mis piernas
debo tomar fotos polaroids
de las venas de mis muslos

Debo caminar desnuda bajo la playa soleada
debo viajar
debo llenarme de tierra
debo hablar varios idiomas.


Debo encerrarme en hoteles baratos
debo leer en hoteles baratos
debo follar en hoteles baratos
debo comer
debo comer


debo alimentarme de los cuerpos

*Verso de “Howl”, de Allen Ginsberg


El picor


Alimentar a la masa
con mis huesos


Es continuar
rascándome
este picor que sigue intacto


Es no poder
controlar
entre rutinas
el mismo mareo


Es el blanco convertido
en infinito
persiguiéndome


Es el llanto
que ahora corroe
con arrogancia el lagrimal
es el llanto
que ahora entiende
que ni vivo ni muero


pero me sigo consumiendo.


Biografía de Pamela Rahn Sánchez


Pamela Rahn Sánchez

Pamela Rahn Sánchez (Caracas, 1994)

Guionista. Autora del poemario El peligro de encender la luz (Todos tus crímenes quedaran impunes en conjunto con Hanan Harawi, 2016) y del plaquette Flores muertas en jarrones sin agua (Difusión Alterna Ediciones, 2017), en 2018 ganó el primer lugar en el concurso Physis con su poema Una casa que respira. Ha sido publicada en diversas revistas online, entre las que se destacan: Cráneo de Pangea, POESIA, Jampster, Oculta Lit, Digopalabra.txt, Letralía, Canibalismos, entre otras. Forma parte de las antologías: Anónimos 2.3 (2015, España)HOT babes (México, 2015) y Amanecimos sobre la palabra (Venezuela, 2016). Ha participado en: FILUC (Valencia, Venezuela, 2016), FIRAL (Rancagua Chile, 2016), Presentación de la colección poética El árbol migratorio en la Fundación Pablo Neruda (Santiago, Chile, 2016) y el Festival Kaníbal Urbano (Quito, Ecuador, 2017). Ganadora del Premio Gloria Fuertes de Poesía Joven (2019) con su libro Breves poemas para entender la ausencia pronto a salir en España en Ediciones Torremozas.